Protomedicato
Notas de Interés

El origen de la medicina en Argentina

Alguna vez nos sentamos a pensar cómo habrá sido que empieza a gestarse la medicina y la manera de hacerse presente en la vida de la población

La salud y su cuidado era todo un arte

Curar es un arte, o al menos así se lo entendía a finales del siglo XIV en España, momento en el que entra en escena el Protomedicato. Este es, quizá, un término que suena extraño para muchos, aun así a lo largo de este artículo se comprenderá en detalle de qué se trataba.

Entonces la pregunta subsiguiente es: ¿qué es el Protomedicato y por qué es interesante conocer su rol en la historia de la medicina argentina?

La medicina como la conocemos hoy día dista, enormemente, de cómo era entendida en su origen, mejor expresado es distinta a cómo se la practicaba.

Acortando tiempos y haciendo un salto sustancial en términos de hechos cronológicos, pasamos a nuestra tierra: el Río de la Plata.

En este lado del mapa fue el médico irlandés Miguel Gorman quien lleva a cabo la fundación del Protomedicato. Se trataba de un tribunal que vigilaba -o controlaba- a todos aquellos que ejercían el rol de médico, muchos de ellos sin serlo, y de quienes sí estaban diplomados.

Las funciones que llevaba adelante el Protomedicato eran minuciosas y muy específicas cuya finalidad radicaba en:

  • Revalidar títulos.
  • Informar sobre problemas médicos.
  • Difusión de información para prevenir epidemias.
  • Fijación de aranceles médicos.
  • Rechazo e intento de censura a curanderos.
  • Examen de aquellos que pretendían cumplir el rol de médico: médicos, cirujanos y boticarios (lo que hoy se conoce como farmacéuticos).
  • Examen de salud de esclavos.
  • Control de salud de los extranjeros que llegaban al país.

Los profesionales de la salud estaban divididos en tres categorías, según la intervención de este tribunal que constaban de:

  1. Los médicos graduados.
  2. Los que estaban autorizados para ejercer el arte de curar: licenciados y cirujanos.
  3. Los militares con título de médicos graduados en los Colegios de Cirugía de Barcelona o Cádiz.

El objetivo primordial del Protomedicato

Como todo espacio surgido o creado en función de preservar la salud, este tribunal pregonaba alcanzar mejoras en las instituciones hospitalarias. Así también proveían todo lo necesario para organizar su funcionamiento en relación a: camas, medicamentos y el instrumental quirúrgico.

Formó como médicos a aquellos hombres que participarían de la guerra por las independencias.

Sin embargo, a pesar de todo el ímpetu y lucha por hacer de aquel arte de curar una práctica cuidadosa, este tribunal no logró una organización definitiva, por lo que el Protomedicato se desvanece tres años después de morir su principal gestor.

Esta creación podría tomarse como el origen de la práctica médica en Argentina, de hecho el primer Protomédico fue el Dr. Cosme Argerich.