Ventilar una casa
Notas de Interés

La salud de tu casa: ventilar el ambiente tiene su propio tiempo

Es importante ventilar los ambientes en vistas de una salud óptima, por eso es aconsejable hacerlo para lograr inhibir o expulsar posibles contaminantes que viven en el hogar

Una gota de aire puro

Ventilar el hogar es una de las condiciones cuasi básicas del cuidado de la salud. La ventilación propicia un ambiente interior sano.

Si nos referimos por estadísticas podemos decir que la mayoría de las poblaciones de países desarrollados pasan una gran parte del tiempo en espacios cerrados. Se estima que es entre un 85 % y 90 %. Y es en estos casos que preocupa y se piensa en esta

En base a esta circunstancia es un tanto difícil lograr saber hasta qué punto estamos expuestos a factores contaminantes. Por eso mismo siempre es recomendable abrir las ventanas a modo de limpiar el aire viciado. De esta manera se reducen los contaminantes que podrían estar dentro.

A modo de continuar con las posibles preguntas relacionadas, quizá surja querer saber si hay algún factor a tener en cuenta al momento de hacerlo. Y si, hay que considerar determinadas cuestiones que plantean los especialistas en el tema:

  • Tamaño de la casa.
  • Estación del año.
  • Calidad del aire exterior.
  • Pensar en el tipo de actividades que se realizan en el hogar.

Es cierto, sí, que puede verse en riesgo la salud sin una ventilación adecuada. O sea que si la ventilación es inferior a 0,4 renovaciones de aire por hora, efectivamente aumenta la contingencia.

Ventilar o permitir el ingreso de aire nuevo reduce, notoriamente, la concentración de contaminantes en el interior de la casa. Algunos de los componentes que ayuda a eliminar son:

  • Compuestos orgánicos volátiles.
  • Dióxido de carbono.(CO2).
  • Alérgenos.
  • Polvo.

Suele ser común que un diagnóstico pueda llegar debido a enfermedades relacionadas con espacios poco o nada ventilados. Un ejemplo común el hallazgo de patologías respiratorias que pueden producir los ácaros o la humedad en las paredes.

En conclusión, ventilar colabora para reducir la propagación de moho así como la prevención de enfermedades.

Ventanas abiertas aire puro