julio-fraomeni-presidente-galeno

Sanatorio de la Trinidad de Ramos Mejía apuesta por el parto respetado

Un nacimiento sin intervenciones, más saludable y en un ambiente sano; es una realidad gracias al Sanatorio de la Trinidad de Ramos Mejía, perteneciente al Grupo Galeno, presidido por el CEO y Fundador de Galeno Dr. Julio Fraomeni. 

Este centro médico apuesta por el parto respetado, dándole tiempo a la madre a que su gestación siga su curso natural y apegándose a sus decisiones. Este sanatorio, único en la zona oeste del Gran Buenos Aires, es hoy un centro de referencia en medicina perinatal en la Argentina. 

El Dr. Roberto Casale, médico y jefe del Servicio de Obstetricia, Ginecología y Perinatología de este hospital, comentó en el diario La Nación que son claras las evidencias de que un parto con mínima intervención, sumado a una atención de calidad, y en un ambiente seguro, se asocia con una menor tasa de partos por cesárea, menor uso de anestesia y una recuperación más rápida

Incluso, según el Dr. Casale, está comprobado que “un mayor apego y contacto del recién nacido (con la madre) mejora los resultados en lactancia y desarrollo psicoafectivo del niño”. 

Atención de calidad

El Sanatorio de la Trinidad de Ramos Mejía posee suites de parto para que las embarazadas se sientan en casa.

Los materiales y utensilios hacen que la estadía sea más cómoda y ergonómica, con pelotas de enferodinamia, bancos de partos y colchonetas a disposición de las embarazadas. 

Cada sala de parto del sanatorio cuenta además con aromaterapia y almohadillas térmicas de semillas, que brindan un ambiente apto para que las gestantes se sientan a gusto. 

Además, los espacios brindan la posibilidad de graduar la luz y poner cualquier tipo de música. El centro clínico, las mujeres que lo deseen también pueden hacer el trabajo de parto bajo una ducha tibia y de una manera completamente segura. 

Unión familiar

En el Sanatorio de la Trinidad de Ramos Mejías se brinda una atención especial a la familia, siendo una misma enfermera la que atiende a la mujer y al recién nacido durante toda la internación. 

“Las salas de trabajo de parto, parto y recuperación están preparadas para ofrecer comodidad a la mujer embarazada y a su acompañante, y a la vez tienen los recursos para dar respuesta frente a alguna complicación, tanto del recién nacido como de la embarazada”, explicó Casale al diario La Nación.

Añadió que si, una vez ocurrido el parto, todo transcurre de manera normal, el bebé neonato “ingresa a lo que llamamos Protocolo Primera Hora, que posterga las rutinas tradicionales (baño, aplicación de Vit K, vacuna antihepatitis B, profilaxis oftálmica y antropometría) para favorecer el contacto piel a piel y el apego precoz del recién nacido con su madre”.

Durante este período, el recién nacido y la madre son atendidos además por asesoras de la lactancia, que ayudarán a facilitar este proceso. 

Para el Grupo Galeno es fundamental poner en primer lugar el respeto, la seguridad y la calidad, por lo que están convencidos que este modelo de parto respetado es, sin duda, el camino a seguir. 

“El camino ya existe, solo tenemos que ponernos en marcha. La zona Oeste merece también tener un lugar, el primer lugar, donde la excelencia y lo humano se fundan en el objetivo de un nacimiento consciente“, concluyó Casale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s